¿Habéis contratado y organizado todo? ¡Genial!

Ahora solo queda que llegado vuestro gran día os ocupéis exclusivamente de disfrutar, llorar, reír, en definitiva, emocionaros con cada instante.

Para eso, precisamente, es este servicio, para que os olvidéis de estar pendientes de si los músicos están en su sitio, de si el meitre se acordará que queréis brindar con vuestra cerveza favorita en vez de con cava o si tu prima la de Cuenca ha traído el guión de la ceremonia….

Porque no sería justo que después de todo lo que habéis trabajado, ese día también lo hicierais.

Los novios se van de fotos. LyR.

¿Qué incluye?

Nos reuniremos con vosotros varias semanas antes de la boda para que nos contéis todo con lujo de detalles.

Una visita técnica al lugar de la ceremonia.

Contacto con todos los proveedores para elaborar un timming completo y detallado de la boda.

Reunión final con los novios.

Coordinación del día de la boda.

El día de la boda supervisamos a todos los proveedores para asegurarnos de que todo sucede tal y como estaba previsto, controlaremos los tiempos y atenderemos a vuestros invitados.

Y todo esto no lo puede hacer solo una persona. Cuánto personal iremos a vuestra boda, dependerá del número de invitados y de la complejidad del evento. Pero contaréis mínimo con dos personas del equipo que se encargaran de que todo esté perfecto.